Deja un comentario

Tendeñera (2.853) desde Linás de Broto


Hacia el W desde la cima de Tendeñera

Hacia el W desde la cima de Tendeñera

17/02/2013

Tras haber subido al Toronzué dos veces en esta semana, y haber visto bien de cerca la cara sur del Tendeñera, decidimos Oscar, Pedro, Jorge y yo subir esta montaña por la ruta normal desde Linás de Broto. Según pude comprobar el viernes anterior, el sol y las altas temperaturas habían estabilizado bien las laderas sur del Toronzué hasta su cima, a unos 2.200 metros. Parecía que las condiciones para subir al Tendeñera por esta cara iban a ser las adecuadas para el domingo.

La pista tenía nieve a escasos metros de la cadena, donde dejamos el coche

La pista tenía nieve a escasos metros de la cadena, donde dejamos el coche

La nieve comenzaba prácticamente desde el mismo coche, el pueblo de Linás estaba completamente nevado. La noche anterior el cielo había permanecido raso y había helado fuerte esa noche. Quedamos Pedro, Jorge y yo, a las 6:30 en el parking del eroski, a las 7:30 pasaríamos a buscar a Oscar por Biescas.

Pico Otal desde la pista

Pico Otal desde la pista

Comenzamos a foquear a las 8:30 por la pista de Linás. El día salió perfecto, soleado y sin nada de viento. Avanzamos por la pista a buen ritmo. Al principio no se sube prácticamente nada, no es hasta el final de la misma cuando se empieza a ganar desnivel de forma rápida. Tardamos una hora y media en hacer los primeros 400 metros de desnivel, hasta el Refugio Soaso de Linás.

Hay que vadear varios barrancos

Hay que vadear varios barrancos

Refugio Soaso de Linás (1.630m)

Refugio Soaso de Linás (1.630m)

Continuamos ascendiendo por el amplio valle que forma el Barranco de Planas d’Abozo, justo por su margen izquierda. El ascenso sigue siendo suave, sin casi pendientes inclinadas, hasta que se cruza el cauce y se atacan las últimas palas que llevan al collado que separa el Tozal de Soaso, a 2.203 metros de altura.

Valle que forma el barranco

Valle que forma el barranco

Rampas al collado

Rampas al collado

Las laderas SE de subida al collado se estaban empezando a poner sopa cuando pasamos. Desde aquí, punto relativamente seguro hay que cruzar hacia el Tendeñera por un flanqueo a media ladera largo y expuesto a avalanchas, de más de 35º. Una vez superado esto, se llega a un pequeño rellano, del que se sale hacia la derecha por suaves pendientes, que te dejan en una especie de olla al fondo de la cual aparece la última y empinada pala hasta la cima y su arista final.

Llegando al collado, vista atrás

Llegando al collado, vista atrás

 

Flanqueo expuesto a la salida del collado. Al fondo Tendeñera

Flanqueo expuesto a la salida del collado. Al fondo Tendeñera

Esta última pala hasta ganar el hombro NE del pico es otro punto delicado y expuesto a avalanchas, donde podemos encontrar placas de viento. Una vez arriba, sólo hubo que superar el lomo final, castigado por el viento. Después, una corta y estrecha arista, que sin excesiva complicación nos deja en la misma cima de Tendeñera.

Olla y pala final

Olla y pala final

Pala final. Dejando espacio

Pala final. Dejando espacio

Ahí estuvimos como una media hora, esperando a que llegara un grupo que iba detrás de nosotros (ayer subimos tan sólo dos grupos). Cambiamos impresiones, nos hicimos unas cuantas fotos y nos fuimos para abajo, ellos bajarían un rato más tarde.

Lomo venteado

Lomo venteado

Arista y cima al fondo

Arista y cima al fondo

Como llevamos los esquís en la mochila hasta la misma cima, calzamos lo más arriba que pudimos comenzando a esquiar desde la parte alta del lomo cimero. La nieve se ecnontraba en perfectas condiciones hasta los 2.300 metros, por debajo, profunda muy sopa, incluso podrida.

Desde la cima, Jorge en la arista

Desde la cima, Jorge en la arista

Para no volver a poner pieles continuamos el descenso al oeste del Tozal de Soaso, por el Barranco de Zebollar. Un tubo bastante inclinado que nos puso el culo un poco preto por el estado de la nieve nos dejó en el fondo del valle. Después, en una larga media ladera llegamos hasta el Refugio de la Faja. Como la pista no se veía al estar cubierta de nieve un pequeño fállo de cálculo nos obligó a remontar unos metros para llegar, de nuevo, al Refugio de Soaso de Linás. Desde aquí por la pista hasta el coche.

Grupo en la cima de Tendeñera (2.853m), estrecha pero bastante larga

Grupo en la cima de Tendeñera (2.853m), estrecha pero bastante larga

En total 1.600 metros de esquí (1.260m de altura en el punto donde dejamos el coche por 2.853m de la cima del Tendeñera), que seguro que acabaron siendo al menos 100 más por el acumulado de las pequeñas subidas y bajadas en la pista y el trozo que tuvimos que remontar a la vuelta. Salida completa, exigente y dura. Muy larga al inicio por la pista. Con varias zonas expuestas a avalanchas y una corta arista final, que sin ser difícil le da ambiente a la salida. Hay que controlar muy bien los horarios ya que es muy sur y el sol le casca con fuerza.

Jorge esquiando la pala cimera. Buff

Jorge esquiando la pala cimera. Buff

En definitiva, lo que nosotros llamamos “una buena”. Y con unas vistas…

Decidiendo por dónde bajar

Decidiendo por dónde bajar

Croquis sobre el mapa de Alpina

Croquis sobre el mapa de Alpina

Javier

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: