Deja un comentario

Foratata: Vía Valle de Tena


Vía Valle de Tena

¿Quién no se ha sentido atraído alguna vez por la mole de roca caliza que domina desde las alturas la población de Sallent de Gállego y preside la parte alta del Valle de Tena? la Foratata. Eso es lo que nosotros llevábamos preguntándonos hacía ya tiempo, mirándola de reojo cada vez que pasábamos junto a ella. Y es que existen varios itinerarios que surcan algunas de esas paredes. Este sábado pasado, por fin, decidimos acercarnos a probarlas.

Aproximación desde el Collado de Baladrias

En lo personal esta era la tercera vez que intentaba subirme a esta montaña, la primera vez, a principios de primavera el estado de la nieve y el peligro de avalanchas hicieronque nos diéramos la vuelta. La segunda, el viento huracanado, que apenas nos permitía mantener el equilibrio, hizo que desistiéramos en el intento de alcanzar su cima. Ahora nos acercábamos a ella con intención de escalar la vía de moda de esta temporada, la vía Valle de Tena.

 

L1, tumbado y sin mucho interés

Se trata de una vía asequible y perfectamente equipada con parabolts de 8 y puentes de roca, que bien puede llenar una mañana de escalada, tranquila y sin demasiada complicación, en la que queramos escalar sin pasar miedo ni muchos apuros. Aproximación relativamente rápida, dificultad baja, descenso fácil y cómodo, y vistas increíbles pueden ser algunas de las razones por las que tantas cordadas se han animado a escalarla a lo largo de este verano y principios de otoño.

Comienzo del L3

Dejamos el coche en la parte alta de la Urbanización de Formigal, en la Calle Foratata. Para llegar a pie de vía continuamos la pista que sale al final de la calle para tomar el sendero indicado con rayas blancas y azules que lleva hasta el Collado de Baladrias. Una vez aquí giramos a la izquierda buscando las trazas de senda y los pocos mojones existentes hasta pie de vía, en la parte más baja de la pared, justo bajo el marcado espolón por el que discurre la escalada.

Pasos de adherencia en los canalones del L3

Existe la posibilidad de empezar a escalar directamente en el segundo largo, mediante una repisa que nos deja en la R1, saltándonos el primer largo. La verdad es que tampoco nos perdemos nada si lo hacemos. Nosotros empezamos desde abajo y empalmamos el L1 con el L2. Son dos largos de V- y V+ respectivamente de escaso interés y a mi gusto demasiado tumbados, con varios pasos de adherencia.

El L5 sube por unos bonitos diedros

L3 y el L4 (V+ y V+) también los empalmamos. El L3 vuelve a ser otro largo tumbado con pasos de adherencia, pero el L4 ya se pone más tieso, sobretodo a la salida, donde se encuentra lo más complicado.

Chimenea del L7

El L5 discurre por un diedro de 35 metros disfrutón de V grado.

El L6 concentra la mayor dificultada la salida de la reunión y nos deja en una amplia repisa justo bajo el largo más complicado y bonito de la vía, el L7.

Marta en la chimenea del L7

L7 desde abajo

El L7 es una chimenea perfectamente equipada, casi diría sobreequipada en algunos pasajes, con parabolts y puentes de roca. A priori parece que está prácticamente limpia, pero en cuanto nos metemos dentro aparecen seguros por doquier. Se trata de un largo técnico en chimenea que podemos hacer enteramente en A0, pero que se puede liberar sacando 6b/6b+ (coincido con el grado propuesto en otros blogs). Mi consejo es que si se puede se intente liberar, al estar tan equipado se puede proteger al gusto.

Final de la estrecha chimenea del L8

El L8 es otra chimenea, esta vez de V-, que al principio se hace algo rara e incluso incómoda. Pero que sale divertida y facilona.

Corto resalte del L9

Los tres una vez terminada la vía

El L9, se puede empalmar con el L8, aunque ojo con el roce de las cuerdas. Consta de un corto resalte de IV, a partir del cual se llega andando hasta la reunión.

Una vez terminada la vía, este es el itinerario que hay que seguir para encontrar la bajada

Repisa herbosa de bajada

El descenso es evidente, continuamos como si quisiéramos seguir escalando por la arista, y en la brecha, antes del primer gran resalte de la misma, nos metemos hacia la izquierda por una especie de repisa herbosa que nos dejará en un fácil destrepe de I,I tras el que sólo nos quedará buscar el camino más evidente hasta el Collado de Baladrias. Una vez aquí, por donde hemos subido hasta el coche.

Destrepe, que ya nos dejará abajo. Ahora sólo queda llegar al coche

Fuimos cordada de tres, Jorge Jaca se hizo los dos primeros largos (L1+L2 y L3+L4), Marta los dos siguientes (L5 y L6) y yo los tres últimos (L7, L8 y L9). Lo dicho, vía fácil, rápida y disfrutona. El único pero es que va mucha gente y si no queremos sufrir atascos tipo M30, con cordadas que adelantan por donde les viene en gana…, lo mejor es madrugar un poquillo. A nosotros nos vino de un pelo.

 

Volviendo al coche

Empalmando L1+L2 sale un largo de 60 metros. L3+L4 sale un largo de 50.

Croquis de la vía sacado del blog de Sendero Límite

 

Javier

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: