Deja un comentario

Integral a la cresta de Écrins


Por segunda vez este año me dirijo hacia los Alpes, en esta ocasión con Jorge Huesca y, para no faltar a la tradición personal, a una zona totalmente nueva para mí. Se trata del Parque Nacional de los Écrins, en cuyo interior se encuentra uno de los macizos de más de 4.000 metros apartados de la zona de máxima concentración de cimas que superan dicha altura.

Vista del valle donde se encuentra el aparcamiento desde el sendero que sube al Glacier Blanc

Se trata, pues eso, de un macizo apartado, sin tanto teleférico ni tanta “infraestructura” como existe en otros lugares de los Alpes. Un cuatromil menos masificado, que hay que currárselo desde abajo y que, una vez subido, hay que bajárselo hasta abajo. Un lugar precioso, de carácter alpino, con quizá unos glaciares menos espectaculares que otros lugares de esta misma cordillera.

Lengua del Glacier Blanc

El domingo 12 de agosto salimos desde Huesca a las 9:30 de la mañana con dirección Ailefroide. Íbamos con la furgoneta y la intención era ir tirando tranquilamente por las carreteras francesas evitando peajes. Pasamos la frontera por Bielsa y cruzamos Francia. En el Lac de Serre-Ponçon se nos hicieron la una de la mañana, por lo que decidimos parar a dormir en un área de descanso. A la mañana siguiente, paramos en Savines Le Lac a comprar pan y el mapa de la zona a la que íbamos a ir.

Monte Pelvoux desde la terraza del Refuge du Glacier Blanc

Una vez hecho esto proseguimos el viaje hasta el gran aparcamiento que hay a la entrada del parque a 1.874m, siguiendo la carretera una vez pasado el Camping de Ailefroide. Por el camino, pudimos ver a varias cordadas escalando vías de varios largos en las paredes de la cara NE del Monte Pelvoux, una montañaca espectacular, que a pesar de no llegar a 4.000 por escasos 67 metros, bien merece una visita en otra ocasión. También había gente en los numerosos bloques de granito esparcidos por todo el valle junto a la carretera.

Entrada al Glacier Blanc

El parquin estaba prácticamente lleno, preparamos nuestras cosas, y a las 11:30 pasadas comenzamos la subida hacia el Refugio des Écrins por el Glacier Blanc. El sendero, muy evidente, parte desde el mismo aparcamiento y enseguida comienza a ganar altura en dirección al Refugio de Glacier Blanc. Se trata de un camino ancho, perfectamente trazado y lleno de gente que viene a pasar el día.

Refuge des Écrins

Con tranquilidad fuimos ganando altura, cargados hasta los topes ya que sólo habíamos reservado la noche y teníamos que llevarnos la comida, además de todos los trastos necesarios en este tipo de ascensiones. Al Refugio du Glacier Blanc (2.542m) se llega cómodamente, desde aquí se aprecia perfectamente la mole del Monte Pelvoux y la lengua terminal del Glacier Blanc. A partir de este punto, una señal advierte de que entramos en “terreno de alta montaña” (por si ya no lo estábamos…).

Segundo día. Comienza a clarear. Dôme de Neige

Al poco rato nos metemos en el Glaciar, muy desnudo de nieve en estas fechas y con prácticamente todas las grietas al aire. Nos encordamos y comenzamos a progresar por él. Esta parte está bastante rota y presenta gran cantidad de grietas, algunas de ellas bastante grandes. La huella las salva sin mucho problema por los pocos puentes de nieve que todavía quedan. Luego, el glaciar baja su inclinación y se transforma en un gran llano blanco, a trozos gris oscuro e incluso rosa en algunos puntos. Hasta el Refugio des Écrins todavía hay que ascender una inclinada pedrera de unos 150 m de desnivel desde el glaciar. Aquí, a 3.175 metros, pasamos la noche.

La Brecha Lory ya está cerca. Enfrente el Dôme de Neige

Una vez dentro tienes que indicar la actividad que vas a hacer al día siguiente, para que te pongan en una habitación u otra en función de la hora a la que vas a despertarte, y para tenerte controlado (supongo).

Brèche Lory y arista a la Barre des Écrins

A las 3 de la mañana del día siguiente el guarda entró a despertarnos. Algunos incluso hacía ya un buen rato que habían salido para iniciar la ascensión. La verdad es que desde las 8 de la tarde que nos acostamos dormimos del tirón así que el madrugón no nos sentó del todo mal.

Cima del Dôme de Neige 4.015m

Desayunamos, bajamos la pedrera hasta el glaciar y nos encordamos para salir. A las 4:15 comenzábamos a andar, un reguero de luces se extendía por todo el glaciar. Una cosa que me dejó alucinado fue que aquí la gente va mirando por el rabillo del ojo a ver quién va detrás y no te deja pasar si vas más deprisa ni aunque les fuese la vida en ello. Acabamos con varias cordadas medio mosqueadas por adelantarles en el glaciar. La verdad es que teníamos intención de hacer la integral a toda la cresta y no teníamos tiempo para entretenernos por ahí si queríamos llegar a una hora prudencial abajo (hay 2.300 metros de desnivel de bajada sin contar el acumulado)

Intenso tráfico en la arista a la Barre des Ècrins

La subida la hicimos perfecta, a ritmo machacón, plantándonos a las 7 de la mañana, justo al borde del amanecer, en la Brèche Lory, a casi 4.000 metros de altura. Las primeras cordadas estaban empezando la cresta a la Barre o llegando a la cima del Dôme. Como había que hacer cola decidimos acercarnos al Dôme, de 4.015 metros, para hacer tiempo. Al llegar otra vez a la Brecha Lory, unos 15 minutos después, tuvimos que esperar más de media hora a que dos cordadas hicieran el largo de entrada a la cresta de la Barre des Écrins, que ese día estaba especialmente transitada.

Cima de la Barre des Ècrins (4.102m)

Cuando llegó nuestro turno pasamos un pequeño destrepe en horizontal en hielo, bien protegido con un ancla en su parte superior y dos clavos intermedios. Hicimos el destrepe y toda la escalada en ensamble. Al principio con crampones, aunque al poco rato acabamos por quitárnoslos ya que la cresta se encontraba prácticamente limpia de nieve. El tráfico por aquí arriba era intenso y decidimos bajar un poco por la vertiente del Glacier Blanc para adelantar, a lo que otras dos cordadas se volvieron a mosquear, parece que también hay que guardar el turno para llegar a la cima…

Bajando, ya por la arista NE

Finalmente, llegamos a la cima de la Barre des Ècrins (4.102m) a las 9 de la mañana, en el horario previsto pese al tráfico y las esperas en la cresta (en esto perdimos alrededor de una hora, hay que contar con ello si se quiere hacer la integral bajando por la arista NE). La temperatura era altísima, en camiseta y sin guantes comimos tranquilamente en la cima en casi completa soledad. Cuando llegaron el resto de cordadas continuamos la arista hacia el otro lado.

Vista de la Barre des Écrins y de la arista de bajada desde el collado

La primera arista, la que sube desde la Brèche Lory es bastante sencilla, con pasos de no más de II/II+ y de roca bastante segura si se va por el filo. La segunda, más descompuesta, baja desde la cima hacia el NE, es algo más difícil con pasos que a mi juicio ya se ganan el IIIº y dos rápeles obligados de unos 15-20 metros cada uno. Tras estos dos rápeles bajamos a una brecha, ya al borde del glaciar. Aquí encontramos un cordino, la pala de nieve que bajaba de la cresta estaba completamente helada, por lo que decidimos montar un tercer rapel en lugar de destrepar. Superada esta primera pala todavía quedaba bajar un gran lomo de nieve hasta llegar al collado entre la Barre y un pico de 3.761m cuyo nombre no he sabido encontrar. Tuvimos, esta vez si, que destrepar una pala de unos 200 metros de longitud de hielo vivo y bastante inclinación, teniendo que emplearnos a fondo con los piolets. Tras una tercera pala de hielo, menos pendiente y mucho más corta llegamos al collado, eran las 11 pasadas de la mañana.

Barrera de seracs bajo la pared norte de la Barre

Desde el collado, una ligera huella poco marcada, nos guió a media ladera por una “repisa” de nieve entre grietas hasta la huella principal, teniendo para ello que remontar un poco. Desde aquí, a algo más de 3.700 metros de altura, con muchísima calma bajamos el largo trecho que todavía quedaba hasta el parquin donde habíamos dejado la furgoneta. El objetivo estaba cumplido, habíamos hecho todos los cuatromiles del macizo, la Dôme de Neige, la Barre des Écrins y el Pic Lory. Este último no se considera cima principal y la verdad es que no es más que una pequeña prominencia de la propia cresta.

Grietas en la parte final del Glacier Blanc

Buena ascensión, a unos cuatromiles con unas vistas increíbles, que no son excesivamente complicados si se tiene una cierta soltura escalando y si ya se han hecho varias crestas de este tipo con anterioridad. Si es verdad que se hacen algo duros teniendo en cuenta de que no disponen de teleféricos u otro tipo de artilugios que hagan más corta la ascensión y hay que contar con que la bajada del segundo día se va a hacer un poco interminable. Para hacer la vuelta integral de la cresta haciendo todos los picos hay que tener muy en cuenta los horarios, haciendo cima pronto, teniendo claro el camino de vuelta a la huella principal una vez terminada la cresta y dejando margen para imprevistos (tráfico, hielo,…).

Esa noche dormiríamos en la cima del Col du Galibier, puerto mítico del Tour de Francia. Mitad de camino entre los Écrins y Chamonix

Es mejor hacer la cresta sin crampones si esta se encuentra limpia de nieve, aunque no es lo que la gente hace nos hará ganar en velocidad y estabilidad.

Croquis del recorrido que nosotros hicimos desde la Brèche Lory hasta enlazar de nuevo con la huella principal. En verde los rápeles. Existe la posibilidad de hacer el primer rápel hacia la nieve en vez de hacia la cresta, pero las condiciones de la rimaya y de la nieve hicieron que decidieramos proseguir por la arista y bajar hasta el collado

Javier

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: