Deja un comentario

Peña Ruaba: Espolón del Gállego + Espolón Fuertes 400m 6a


Después de más de un mes de varios parones ya bien sea por piñazos (el primero) o por motivos laborales unidos a lesiones o compromisos varios por parte de mis compañeros de cordada (el segundo), consigo, por fin, esta semana retomar la escalada, esperemos esta vez si, de una vez por todas.

Ha sido una semana bastante perezosa en la que nos hemos juntado Jorge Huesca y yo para ir poco a poco rodando y recuperando sensaciones. Hemos conseguido sacar tres días de deportiva, dos en Vadiello Pared del Río y del Muerto y otro en Rapún Nuevo. Las sensaciones han dejado bastante que desear, entre el calor y la pereza tampoco es que haya sido nuestra mejor semana del año.

Tercer largo

Con la mente más en otro tipo de escaladas que en la deportiva íbamos quedando e íbamos hablando de lo que haríamos o no haríamos este fin de semana. Finalmente, visto el panorama, nos decantamos por una escalada facilona y larga que era nueva para los dos, el Espolón del Gállego + Espolón Fuertes a Peña Ruaba. Así recuperaríamos sensaciones en vías largas sin sufrir con el grado ni con el equipamiento.

Hemos quedado a las 10 de la mañana en el parking del eroski de Huesca, pues no había muchas ganas de madrugar, confiábamos en que dejase de dar el sol en la pared a partir de mediodía. Entre unas cosas y otras hasta las 10:20 no hemos salido y hasta las 11 no hemos aparcado el coche en la pista que lleva a la base de la pared.

Jorge en el séptimo largo

Esta pista sale a la izquierda en una de las rectas que hay en la carretera que sube a La Peña poco después de pasar Murillo de Gállego. En cualquier mapa o en el google maps se puede ver perfectamente dónde se encuentra. Está en bastante mal estado, al poco de entrar en ella hay un ensanchamiento donde podemos dejar el coche. Desde aquí la aproximación es evidente, hasta el final de la pista en donde encontraremos un sendero amojonado que sale a nuestra izquierda y que nos dejará en la base de la vía. A las 12 comenzábamos a escalar.

Se trata de una vía cuyo número de largos varía en función de las reseñas, algunas ponen 14 otras 16. Nosotros hemos empalmado varios largos, con cuerda doble de 60m, saliéndonos 5 largos el Espolón del Gállego y 3 el Espolón Fuertes. Nos ha costado 4 horas y media subirla:

Riglos desde la cima

Espolón del Gállego:

–          Primer largo: 1º y 2º (V)

–          Segundo largo: 3º y 4º (6a)

–          Tercer largo: 5º, 6º y 7º (6a), las cuerdas llegan muy justas, 60m

–          Cuarto largo: 8º y 9º (6a)

–         Quinto largo: 10º (6a)

Espolón Fuertes:

–          Sexto largo: 11º (V-), algo roto, hay que ir con ojo

–          Séptimo largo: 12º (V), mejor roca

–          Octavo largo: 13º y 14º (V-), 60 m, algún tramo un poco roto pero bien

Bajando

El tramo entre el final del Espolón del Gállego y el comienzo del Espolón Fuertes lo hemos hecho como si fuera un largo pero realmente se hace andando, aunque con ojo. La parte final desde la última reunión del Espolón Fuertes la hemos hecho en ensamble, aunque hemos apurado las cuerdas y montado reunión en una sabina que está algo más alta que la última reunión equipada. Sería mejor empalmar los largos 11 y 12 o los 12 y 13 que los 13 y 14, aunque la R13 es algo difícil de ver.

El Espolón del Gállego está perfectamente equipado con parabolt y puentes de roca, con 15 cintas exprés se sube sin problemas. Aunque en varios largos de los empalmados nos hemos tenido que saltar seguros para que nos dieran de si las cintas, ojo con el roce, nosotros íbamos con doble y aún así en alguno ha habido que tirar.

Croquis de la vía sacada de los caracoles majaras (Ignacio Cinto)

El Espolón Fuertes tiene un grado más asequible pero el equipamiento cambia. A partir de la R10 los largos están equipados con spits, clavos y puentes de roca. En general el equipamiento es suficiente como para no tener que meter nada adicional, aunque no estaría de más llevar algún friend y/o fisurero por si acaso, más si se va justo de grado o de fuerzas. Nosotros no hemos tenido que poner nada.

Lo más difícil es encontrar la bajada. No lo hemos visto claro y nos hemos ido a buscar la ferrata sur, de la que, una vez terminada, sale una senda a la izquierda que da la vuelta a la Peña. Se trata de una senda de cabras bastante larga, Jorge todavía está jurando, aunque mucho mejor que tener que bajar a Murillo o ir campo a través. Así que sería recomendable tenerla bien estudiada antes para no tener que irse a dar el “paseo”, más con el calor que hace por ahí.

Mañana me toca andar, Jorge se va a subir el Aspe por la Arista del Murciélago, bonita y asequible arista para iniciarse en la escalada de crestas en alta montaña. A ver qué tal se nos da a los dos…

Javier.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: