Deja un comentario

Alta Ruta Valle de Arán


El Valle de Arán es el lugar del Pirineo que mejor ha estado de nieve durante todo el invierno, con nieve desde los mismos pueblos durante muchas semanas y espesores aceptables en la montaña. Llevábamos más de un mes pensando en que teníamos que ir, pero la lejanía y el hecho de que nos lo hemos estado montando bastante bien para ir encontrando los sitios que mejor estaban lo fueron retrasando, hasta el fin de semana pasado, 17 y 18 de marzo, cuando por fin nos hemos decidido a acercarnos.

Tuc de la Salana desde las inmediaciones del Malh Barbat, el domingo ya de bajada

En esta ocasión una salida del club ha sido el detonante. Peña Guara tenía programada una Alta Ruta para este fin de semana en la zona de Ordesa y Monte Perdido, la falta de nieve propició el cambio de planes hacia el Valle de Arán. Pocas opciones más había después de 15 días de tanto calor y un invierno tan escaso en nevadas…

Circ de Saboredo desde la cima del Tuc de Sendrosa

La salida se desarrollaría en la zona entre Baños de Tredòs y el Circo Colomèrs, cubriendo un total de 1.350m de desnivel el primer día, que luego acabarían siendo 1.700; y 650 el segundo, que serían 1.200. Subiendo al Tuc de Salana, el Tuc deth Cap deth Pòrt de Caldes y bajando a dormir al Refugio de Colomèrs el primer día; y al Pic de Pishader y el Tuc de Sendrosa el segundo.

 

Borda Lacreu, el punto en el que hay que salirse de la pista a Baños de Tredòs para subir al Tuc de Salana

A las 5 de la mañana del sábado quedamos las 24 personas que formábamos el grupo de Peña Guara en el parking del eroski de Huesca, punto de quedada habitual, y salimos en dirección a Arán. A las 8 café en el refugio del C.E.C. de Salardú y a las 9 foqueando en dirección a los Baños de Tredòs. La previsión era de buen tiempo durante la mañana los dos días, estropeándose a partir de la tarde. Encontramos nieve desde el mismo coche, en el primer aparcamiento del valle, justo después del embalse. La calidad era dura/primavera según lo avanzado del día y la orientación.

Una vez hemos girado en la Borda Lacreu continuamos subiendo por la Coma de Montaner

Tomamos la pista que sube a Baños de Tredòs, totalmente nevada y pisada por las motos de nieve que transportan a los clientes hasta el hotel. Al llegar a la Borda Lacreu nos desviamos a la derecha por la Coma de Montaner, una especie de canal desprovista de bosque suave al principio y algo más empinada al final que nos deja en el Pletiu de Salana, mucho más llano y amplio.

Tuc de Salana desde el Pletiu de Salana

Desde el Pletiu tomamos dirección sur hasta el espolón NE que baja del pico para atacar la cima por el oeste. Aquí algunos ponen cuchillas, otros conseguimos subir hasta arriba sin ellas, hay quien descalza… Estuvimos un ratillo en la cima esperando a todos y bajamos hacia los Estanhs de Montcasau buscando un pequeño tubo que era el único paso hasta abajo con nieve continua.

Grupo en la cima del Tuc de Salana

Unos 100 metros de desnivel antes de llegar a los lagos volvimos a poner focas y remontamos hacia los Estanhs de Ribereta, los cruzamos y seguimos hacia arriba hasta alcanzar finalmente el Pòrt de Ribereta. Aquí empezó a cubrirse el cielo de nubes, a nuestra derecha estaba el Pòrt de Caldes, al que llegamos sin dificultad y donde se levantó un fuerte viento. Dejamos los esquís, sacamos el piolet y encaramos la última pala hasta el Tuc deth Cap deth Pòrt de Caldes. Hacemos unas fotos, bajamos hasta los esquís y de ahí esquiando hasta el Refugio de Colomèrs.

Cruzando el Estanh de Ribereta de Baish

El siguiente día amaneció algo cubierto, con una fina capa de nieve nueva de la noche anterior. Rápidamente despejó quedando un cielo raso completamente azul por nuestra zona. Rodeamos el Lac Major de Colomèrs por el sur hasta un pequeño collado que nos deja sobre el Lac Long. Giramos a la izquierda y bajamos hasta el Lac Clòto de Baish. Continuamos foqueando hasta situarnos en la Pleta Barberá, justo bajo el Pic de Pishader.

Grupo en la cima del Tuc deth Cap deth Pòrt de Caldes

Ganamos el collado al NW del pico por una empinada pala bastante helada, llena de piedras y árboles, que nos obligó a emplearnos a fondo. Pusimos cuchillas para la parte final, algunos descalzaron y subieron con crampones. La parte final del pico desde el collado es muy corta y se hace rápido.

Bordeando el Lac Major de Colomèrs a la mañana siguiente. Detrás el refugio

Una vez arriba nos tiramos hacia el Lac de Sendrosa de Naut. Sin llegar a él volvemos a poner focas y remontamos el lomo que nos separa del Lac de Sendrosa de Baish. En el lomo volvemos a quitar focas y bajamos intentando no perder mucha altura hasta situarnos bajo el Tuc de Sendrosa, hasta un rellano a unos 200 metros de cima. Subimos bajo un sol de justicia hasta la cima, ahora tenemos que descender hacia el Circ de Coma-Roja aunque la bajada no está muy clara.

Grupo en la cima del Pic de Pishader

Cresteamos hacia la Punta W, 8 metros más baja. Unos deciden bajar con crampones por el primer tubo unos 20 metros hasta poder calzar esquís, otros vamos hasta la misma punta y nos tiramos desde ahí con los esquís puestos, por una pala de orientación norte de unos 30º de inclinación que todavía guarda una nieve polvo muy disfrutona.

Grupo subiendo al Tuc de Sendrosa

Cresteo del Tuc de Sendrosa a la punta W

Bajamos unos 200 metros de desnivel y hacemos una media ladera sin perder mucha altura por nieve podrida (orientación E) hasta situarnos bajo el Malh Blanc. Más tarde remontamos por la ladera SE de este pico, calzados a excepción de los últimos metros que están desprovistos de nieve. Llegamos casi hasta la cima y nos metemos en su cara norte, donde nos espera una pasada de canal de unos 40º de inclinación muy mantenida con nieve polvo profunda ¡Menudo disfrute!

Pedazo palón que nos hemos bajado desde el Tuc de Sendrosa. ¡Qué nieve!

Llegamos a una especie de rellano donde ponemos focas por última vez para subir el poco trozo que nos queda hasta una especie de collado en el espolón NE que baja del Malh Blanc. Aquí se abre, por fin, la última canal, la que nos llevará directamente a la Bòrda de Jongran. Dicha canal está muy justa de nieve en su parte baja, por lo que descalzamos en algunos puntos.

Final de la canal de nieve polvo que nos bajamos desde las inmediaciones de la cima del Malh Blanc. 40º entre el bosque

Sin más complicación llegamos a los Baños de Tredòs, donde cogeremos la pista que nos lleva por el fondo de valle hasta el coche. El tiempo nos ha respetado todo el día, pero ahora empieza a nublarse y amenaza nieve. En poco más de 20 minutos llegamos al coche después de una pedazo de travesía de dos días que nos ha dejado muy buen sabor de boca. Unos más cansados que otros pero todos con una sonrisa de oreja a oreja, y es que cómo mola ir a sitios nuevos, conocer rincones escondidos, salirse de las rutas habituales y hacer el cafre por el monte mientras se intenta averiguar cuál es el camino correcto sin tener muy claro si vamos o no por donde hay que ir.

Una vez bajada este tubo tenemos que remontar a este collado para bajar la canal que nos dejará en Bòrda Jongran, de nuevo en el valle

Tras habernos cambiado y haberlo organizado todo en los coches quedamos para tomar una cerveza y un bocata en el C.E.C. de Salardú. Como siempre unos antipáticos, nos mandaron a la mierda, se ve que les va bien porque ese día perdieron bocata y cerveza de 24 personas… ellos verán. Pero como no hay mal que por bien no venga, Enrique, con familia en el valle, habla con unos primos que tienen un restaurante en Unha en el que nos atendieron de lujo, dándonos de comer a las 5 de la tarde.

Inicio de la última canal

Como de bien nacido es ser agradecido y la verdad es que nos trataron fenomenal, ahí va un poco de publicidad: El restaurante se llama María Ademá, está en Unha, tiene aparcamiento para clientes, el ambiente es agradable, la decoración muy cuidada y el trato es buenísimo. Lo más importante para la gente de monte que como nosotros viene con tanta hambre que se comería un buey es que la comida encima de estar riquísima es muy abundante. Paté y embutido para abrir boca (si no estaba ya bastante abierta después de la travesía), Puchero de Olla Aranesa, para repetir y con su correspondiente carn d’olla (no sé si en Arán también se llama así…) y de segundo costillas, también para repetir, postre y café.

Una vez en Bòrda de Jongran el día se nubla

Después de la comilona a coger el coche y para Huesca, que ya era tarde y además llevaba un par de horas nevando.

De la ruta decir que para mí está en el Top 10 de las que llevo hechas hasta ahora en esquí de montaña (llevo sólo tres temporadas, también hay que decirlo), a la altura del Posets por Biadós, de la Maladeta bajando por los Tubos de Paderna o del Taillón desde Bujaruelo por el Glaciar de Gabietos. Lo tiene todo, desnivel, paisaje, soledad y, aunque no mucha, algo de dificultad, sobretodo en las últimas bajadas.

 

Croquis de la travesía sobre el mapa de Alpina del Valle de Arán. En azul las subidas en verde las bajadas

Montarto desde la cima del Tuc de Salana el Sábado, aquí tenemos que ir esta temporada, subiendo por Restanca y bajando por esta ladera. ¡Menuda pinta!

 

Javier

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: